Tag : pensamiento-computacional

post image

La razón por la que utilizar un robot en educación

Seguro que has oído hablar de Pensamiento Computacional y Robótica Educativa. Puede que conozcas a muchos docentes que trabajan el tema y dicen estar encantados con sus resultados. Tal vez en tu propio centro alguien ya lo está trabajando. Incluso, lo mismo has tenido algún tímido acercamiento al tema con algún curso, en unas jornadas, viendo un tutorial…

Habrás escuchado los supuestos beneficios que tiene, que si mejora la motivación, la creatividad, la colaboración, la resolución de problemas, etc. Sin embargo, las evidencias de las que disponemos hasta el momento, cuestionan en gran medida que este beneficio universal (argumento muy utilizado por las políticas educativas) no está justificado realmente. Al menos, por ahora. Se nos hace ver que el desarrollo del Pensamiento Computacional en los menores les dará cierta ventaja en el futuro mercado laboral y ser más proactivos en un mundo digital. Sin entrar en detalles, sí es cierto que tenemos más evidencias de que utilizar la robótica educativa como un paso integrado en el desarrollo del pensamiento computacional, favore la cooperación y las habilidades de resolución de problemas.

Sin embargo, en mi experiencia con el tema en la formación inicial (y permanente) del profesorado, he encontrado una razón todavía más poderosa.

Un robot para unirnos a todos

Esta es la principal idea desarrollada en un artículo publicado en el magnífico monográfico “Robótica por la Igualdad” que recoge extraordinarias experiencias sobre el tema. En este artículo, mostramos nuestra filosofía de trabajo con el tema, teniendo muy claro que lo importante es la colaboración y no el robot. Dejo un párrafo literal que sintetiza muy bien esta manera de entender y desarrollar el pensamiento computacional y la robótica educativa:

Los robots nos han unido a todos: profesores de universidad de distintas titulaciones, niños y niñas de Infantil y Primaria con futuros docentes, docentes en ejercicio con docentes en formación, docentes en ejercicio con profesorado universitario. Los robots nos han permitido aprender. Los docentes de las escuelas han podido conocer más sobre la robótica y ver cómo se puede trabajar en el aula, los estudiantes de magisterio han tenido la oportunidad de implementar los recursos y propuestas de robótica que habían creado, los profesores de universidad hemos aprendido de lo que se hace en las escuelas para mejorar nuestras asignaturas. Hemos creado no uno, sino muchos puentes. Y ya abierto el camino, nos resulta más fácil cruzarlos en ambos sentidos (Sánchez, Serrano y Solano, 2020).

Si te animas con el tema o ya estabas animado, recuerda que la programación de código y el robot es lo de menos (hasta se puede trabajar sin tecnología). Te recomiendo que busques otro tipo de resultados con los que los estudiantes puedan mejorar sus habilidades de creación, colaboración y comunicación.

 

ACCESO GRATUITO AL ARTÍCÚLO COMPLETO

 

 

Nota: artículo de blog publicado previamente en https://is.gd/AlRyIz

post image

3 lecturas imprescindibles sobre pensamiento computacional

“Después de muchos años intentando hacer que los ordenadores piensen como cerebros, todos los investigadores se quedaron con un cerebro que pensaba que eran ordenadores” (Peter Denning)

 

¿Para qué quiero ahora 3 lecturas imprescindibles sobre pensamiento computacional (PC)? ¿Qué va a pasar con los robots en los colegios en el próximo curso? ¿Merece la pena invertir ahora tiempo en formación sobre PC y robótica educativa? ¿Sin robots no se puede desarrollar el PC? ¿Y qué podemos hacer ahora?

Como puedes imaginar por el título de este artículo de blog, no voy dejar ideas básicas sobre cómo implementar el PC en educación. Tampoco contiene recetas con los pasos a seguir. Ni siquiera contiene experiencias exitosas o actividades inspiradoras. De todo lo anterior, ya he compartido en algún momento alguna cosa y por supuesto, lo seguiré haciendo en el futuro. En esta ocasión pongo a disposición las tres lecturas que considero imprescindibles antes de iniciarse -o continuar- con el tema del PC y la robótica educativa. Puede que nos encontremos a corto plazo ante una excelente oportunidad para seguir aprendiendo sobre el tema para estar preparados para cuando las circunstancias vuelvan a ser propicias.  No atender exclusivamente a las urgencias -o a las modas- y sí a las cosas importantes suele ser una excelente estrategia para mejorar.

Además de por la calidad del contenido, los criterios que he seguido para seleccionarlas de entre las 1104 recogidas en Scopus son:

– Extensión. Que no fuesen documentos con demasiadas páginas.

– Que en su contenido se reflexione de manera crítica sobre muchas de las creencias que circulan sobre el tema.

– Que en su contenido se pueda ver de manera eficiente un panaroma general del tema, tanto las cosas que sabemos como los puntos calientes por resolver.

– Citas. Aunque siempre es un dato interesante, tampoco me ha condicionado mucho. Hay muchas cosas que influyen en esto, por ejemplo, el año de publicación. Entre las tres lecturas no superan las 160 citas lo cual no está mal, pero quedan alejadas si lo comparamos con la suma de las tres más citadas: casi 3000 citas (dos trabajos de Wing y Grover y Pea).

– Que los trabajos estuvieran recogidos por Scopus.

Te recomiendo leerlas en el siguiente orden y si solo quieres o puedes leer una, quédate con la primera.

 

Remaining Trouble Spots with Computational Thinking (2017)

Trabajo publicado por un distinguido y prestigioso científico norteamericano de la computación, Peter Denning. Es un artículo de opinión. Aborda de manera crítica cuestiones sin resolver sobre el PC. Recomienda que tanto docentes como investigadores nos hagamos las tres siguientes preguntas:

– ¿Qué es el pensamiento computacional?

– ¿Cómo se puede evaluar?

– ¿Es bueno para todos?

El autor crítica las definiciones operativas que han sido divulgadas en los últimos 15 años. Para ello realiza un interesante recorrido histórico que arranca antes del clásico trabajo de Papert en el que muchos autores fijan el inicio de todo, y no es así. Este análisis del concepto es fundamental para luego saber cómo desarrollar el PC. Si no sabemos de lo que hablamos ¡cómo lo vamos a implementar! Propone seguir el modelo de definición de Aho. De esta lectura se pueden extraer las dos siguientes conclusiones:

– No es sostenible con evidencias la idea de que el PC sea necesario y útil para todas las disciplinas o lo que es lo mismo, para cualquier persona y cualquier profesión.

– Es un error pensar que el PC es solamente un método para resolver problemas.

DESCARGA AQUÍ

 

Computational thinking in compulsory education:Towards an agenda for research and practice (2015)

Publicado por Voogt, Fisser, Good, Mishra y Yadav. Algo más extenso que el anterior pero con una filosofía parecida. Comparte las dos conclusiones con las que cerraba la reseña anterior. Cuestionan con precisión la transferencia del aprendizaje de las supuestas habilidades que se desarrollan con el PC. Por ejemplo, no hay evidencias de que las habilidades de resolución de problemas que se desarrollan con la programación se puedan aplicar a otros contextos. Sabemos que para que exista transferencia de los aprendizajes es -al menos- necesario que la resolución de problemas se trabaje de manera espaciada en el tiempo, en múltiples contextos y en equipo en los que se promueva el debate reflexivo (Ruiz, 2020).  Algo que por ejemplo, carecen las propuestas de Papert o Wing o no especifican con claridad.

Critican también las definiciones operativas del PC que tanto han calado entre los docentes y no expertos en ciencias de la computación. En concreto, indican que se ha centrado mucho la atención en una serie de habilidades que en realidad no forman parte del concepto de PC y por lo tanto, de su evaluación. Además, resaltan la idea de que el PC es mucho más que programar código, aunque esto sea importante. ¿Quién no ha visto un curso de PC en el que solo se trabaja con Scratch?

Otro de los aspectos abordado con excelente claridad es la integración del PC en Educación y las distintas maneras de hacerlo. Para esto, considero que la tercera lectura imprescindible puede ser más útil y completa.

DESCARGAR AQUÍ

 

Computational Thinking Educational Policy Initiatives (CTEPI) Across the Globe (2019)

Publicado por Hsu, Irie y Ching. En un primer momento no tenía pensado incluir este artículo por un solo motivo: no es de acceso abierto. Sin embargo, me parece realmente intesante para ver con bastante precisión el estado del PC en las políticas educativas en todo el planeta. Esto lo convierte en un buen punto de partida para poder valorar cómo se puede introducir. Una buena alternativa (pero más extensa) es el informe publicado por Bocconi y colaboradores en 2016. Para solventar el problema del acceso abierto haré un resumen algo mayor. Si quieres ampliar, escríbeme ;-).

Estas políticas educativas sobre PC tuvieron un aumento desde 2006. Los autores encontraron información sobre tres grandes núcleos: el uso de una terminología diversa para referirse al PC (pensamiento algorítmico, alfabetización tecnológica, computing, informatics, programming, coding…); las reformas curriculares; y los programas de enriquecimiento. Según la la revisión realizada de las múltiples políticas educativas de diversos países, los investigadores encuentraron cuatro posibilidades en la reforma del currículum para incluir el PC:

  1. Creando una nueva asignatura (Inglaterra y Noruega, por ejemplo).
  2. Incorporando las habilidades del PC en asignaturas STEM (Japón, como ejemplo)
  3. Incorporando las habilidades del PC de manera transversal (Finlandia, como ejemplo)
  4. Combinación de las opciones anteriores.

Además de las reformas curriculares, los autores afirman que los programas de enriquecimiento han jugado un papel muy importante en todo mundo para llevar el PC a la educación. Todas estas iniciativas han sido lideradas con enfoques diferentes por entidades privadas, organizaciones sin fines lucrativos, universidades, agencias gubernamentales y han promovido un rápido crecimiento especialmente en Educación Primaria.

Encontramos en las políticas educativas de varios países diversidad tanto en la justificación de la necesidad de incorporar el PC en la educación obligatoria como en la manera de hacerlo. Además, se encuentra variedad en el estado actual y desarrollo de dichas políticas. Algunas en fase piloto y otras con mayor consolidación y trayectoria.

Hsu y colaboradores distribuyen a varios países según el tipo de justificación proporcionada en sus políticas educativas de integración del PC:

  1. Preparación de los ciudadanos para las economías futuras en las que la alfabetización digital será un requisito previo para el trabajo: Canadá, Inglaterra, Estonia, Finlandia, Hong Kong, Estado de Lagos en Nigeria, Massachusetts en los Estados Unidos, Nueva Zelanda, Rumania, Singapur, Suecia, Estados Emiratos Árabes y Gales.
  2. Fomentar habilidades de resolución de problemas: Australia, Canadá, Dinamarca, Inglaterra, Estonia, Finlandia, Estado de Lagos en Nigeria, Massachusetts en los Estados Unidos, Nueva Zelanda, Noruega, Rumania, Singapur, Suecia, Emiratos Árabes Unidos, Gales);
  3. Fomentar habilidades de razonamiento lógico: Inglaterra, Estado de Lagos en Nigeria, Singapur y Emiratos Árabes Unidos.
  4. Permitir que los estudiantes se conviertan en productores de tecnología y no solo en usuarios de tecnología: Inglaterra, Estonia, Massachusetts en los EE. UU., Nueva Zelanda, Rumania, Singapur y Emiratos Árabes Unidos.
  5. Permitir la participación en la sociedad moderna: Inglaterra, Estonia, Massachusetts en los Estados Unidos, Rumania, Singapur, Emiratos Árabes Unidos y Gales).
  6. Apoyar la comprensión del papel de la tecnología en la sociedad: Australia, Nueva Zelanda y Emiratos Árabes Unidos.
  7. Enseñar codificación o programación: Canadá, Inglaterra, Estado de Lagos en Nigeria, Singapur y Emiratos Árabes Unidos.
  8. Aumentar la motivación de los estudiantes, especialmente el interés en asignaturas STEM: Canadá, Estonia y Singapur.
  9. Apoyar la alfabetización y la competencia digitales: Canadá, Inglaterra, Estonia, Massachusetts en los Estados Unidos, Nueva Zelanda, Rumania, Emiratos Árabes Unidos y Gales).
  10. Fomentar la creatividad: Australia, Inglaterra, Estonia, Estado de Lagos en Nigeria, Rumanía y Singapur.
  11. Fomentar las habilidades de colaboración: Australia, Estonia, Singapur y Gales.

DESCARGAR AQUÍ (de pago)

 

¿Y algo en español?

Por supuesto que hay, pero es cierto que bastante menos. Aquí tres ejemplos de lecturas que podrían ser imprescindibles como punto de partida si no quieres pelearte con el inglés…

Adell Segura, J., Llopis Nebot, M. Á., Esteve Mon, F., & Valdeolivas Novella, M. G. (2019). El debate sobre el pensamiento computacional en educación. https://doi.org/10.5944/ried.22.1.22303

Sánchez-Vera, M. M. (2019). El pensamiento computacional en contextos educativos: Una aproximación desde la Tecnología Educativa. http://roderic.uv.es/handle/10550/73399

Valverde, J. V., Fernández, M. R. F., & Garrido, M. del C. G. (2015). El pensamiento computacional y las nuevas ecologías del aprendizaje. https://revistas.um.es/red/article/view/240311

 

¿Es urgente o importante ahora?

Pues no, pero ni ahora ni antes. Sinceramente no creo que el PC y la robótica educativa sea contenidos y habilidades que sean urgentes o importantes para las escuelas actuales. Hay otras muchas cosas urgentes e importantes que resolver en estas etapas y que no deberían sufrir el coste de oportunidad de centrar la atención en otras cuestiones. Sin embargo, para nuestra sociedad sí es importante y volverá a ser urgente en cuanto la situación actual se vaya “normalizando”. Como he recogido anteriormente, varios de los argumentos recogidos en las políticas educativas nos indican que este tema es importante para las economías futuras y para entender la sociedad digital en la que nos encontramos. Nos guste o no, estos dos argumentos tendrán mayor peso que otras necesidades detectadas desde la propia escuela. Sin duda, tenemos debate por delante…

 

¿Y el curso que viene?

Una reflexiones finales para terminar.

La robótica educativa se ha visto profundamente afectada por la situación actual y todo apunta a que correrá la misma suerte durante al menos la primera mitad del curso que viene. Si en los últimos años el desarrollo del PC y el uso de robots se había convertido en uno de los principales trending topic, todo nos indica que durante el curso que viene sufrirá un cierto estancamiento. También creo que la inclusión en etapas obligatorias continuará con su progresión cuando medianamente se pueda trabajar con mayor tranquilidad.

Sin embargo, mientras llega esa “tranquilidad” está por ver cómo responden las empresas del sector y ver si son capaces de reinventarse. Durante los últimos años estas empresas (en España y a nivel internacional) han ocupado gran parte de la oferta formativa que han recibido docentes y estudiantes de todas las edades. No solo han sido responsables de comercializar robots sino que también han diseñado material didáctico, organizados campamentos, actividades extraescolares, etc. Tal y como indican en este comunicado,

con los colegios cerrados y los alumnos confinados en casa, la incertidumbre sobre en qué momento podrán abrir sus puertas y en qué condiciones de aforo y seguridad crece por momentos. Prácticamente todas las empresas encargadas de impartir estas actividades, así como los distribuidores de materiales robóticos educativos, atraviesan una situación dramática sin ingresos desde el mes de marzo. Situación agravada día a día al comprobar la falta de información y medidas concretas tanto para el sector y para sus alumnos.

Muy probablemente, el PC y la robótica educativa hayan desaparecido -por ahora- de los primeros puestos de las necesidades de formación o intereses que tienen los docentes. La situación actual lo justifica con creces. Sin embargo, podemos encontrar ahora una excelente oportunidad para acercanos a este tema de una forma más pausada, planificada y sin vernos afectados por la inercia de las modas. Ver qué se está haciendo en otros países, entender el concepto y comprender los argumentos que nos dan para integrarlo, son pasos iniciales imprescindibles para un éxito posterior.

Tenemos la tendencia de responder a lo urgente y no a lo importante. Sabemos que en septiembre no se podrá trabajar con los robots como hasta hace un par de meses, es lo de menos, pero hay otras alternativas y cosas por hacer en este sentido aunque no tengamos los robots. Espero que estas tres lecturas imprescindibles te sean de utilidad ahora para pensar en el futuro.

 

 

 

Nota: tengo seleccionadas casi 300 lecturas en mi gestor bibliográfico, principalmente para Educación Primaria y formación del profesorado. Si quieres ampliar, solamente tienes que escribirme 😉

Referencia citada en el post:

Ruiz, H. (2020). ¿Cómo aprendemos? Una aproximación científica al aprendizaje y la enseñanza. Editorial Graó.

Imagen: https://pixabay.com/images/id-4389372/

 

post image

Colaboración y robótica educativa en Primaria

En esto momentos se hace complejo no pensar en cosas que no estén relacionadas con el COVID-19. Sin embargo, también se hace necesario mantenernos lo más sanos posibles para afrontar la situación. Para ello, actualmente nos inundan las estrategias, siendo una de ellas tratar de manternos desconectados de la situación durante el mayor tiempo posible… Es por este motivo -y por mi ilusión por compartir lo que hago- que escribo hoy este pequeño post en para enlazar un reportaje publicado en Ineverycrea gracias a la invitación de Carmen Iglesias. En este reportaje analizo principalmente cómo es posible la colaboración desde el Pensamiento Computacional y la Robótica Educativa en Primaria.

En este reportaje, hablo sobre la extraordinaria experiencia de la realización de un Encuentro Intergeneracional de Robótica Educativa en Primaria que realizamos a finales de noviembre del 2019 y de las tareas realizadas por mis estudiantes con Makey Makey y Scratch (ver AQUÍ). Además, trato aspectos como: la formación inicial del profesorado en este tema, cómo integrar el pensamiento computacional y la importancia de la colaboración.

ACCESO AL REPORTAJE

Contagiado y contagiando desde la robótica educativa

Sin duda, uno los protagonistas en las última semanas en muchos hogares -al menos en Murcia- es el catarro, y más los que tenemos a los peques en las Escuelas Infantiles 🙂 Pero no, este post no va de este tipo de virus y sus posibles remedios (por cierto, lo de la cebolla en la habitación no sirve para nada…) sino que va de otro tipo de “virus” que debería ser mucho más duradero que un catarro común: la colaboración como base del aprendizaje de cualquier tema y la necesidad de establecer conexiones para compartir inquietudes, problemas y avances. Ayer celebramos dos de los tres eventos que hemos organizado desde el GITE en colaboración con la Facultad de Educación de la Universidad de Murcia en el marco de la Semana Europea de la Robótica. En este post me gustaría compartir algunas reflexiones tras un gran día de aprendizaje que giró en torno al pensamiento computacional y la robótica educativa.

Motivos para colaborar

¿Y por qué nos metemos en este berenjenal? ¿Nuestra querida y necesaria pero muchas veces odiada ANECA nos lo reconoce? ¿Nos sobra tiempo en la Universidad? Pues no, por ninguno de los dos motivos… Lo hacemos porque creemos que el muro que seguimos teniendo entre las escuelas y las facultades de educación nos sigue limitando en muchas cuestiones. Mientras unos piensan y dicen que los profes de universidad tenemos que “bajar a las escuelas” los otros andan (andamos) preocupados por la publicación de artículos científicos. Considero que hay cuestiones organizativas y sistémicas que las políticas educativas provocan que hace que este muro siga en pie, pero también creo que hay ciertas actitudes por ambas partes que nos mantienen alejados muchas veces.

Hablaba sobre esto (maestros de Escuela) en la mesa redonda y en la cena que tuvimos tras el evento y sigo reforzando mi opinión sobre el asunto: existe un profundo desconocimiento (generalizando) sobre las preocupaciones, presiones, inquietudes que tenemos en ambas partes. Por ejemplo, la mayoría de docentes de coles ni conoce lo que es ANECA, un profe universitario sueña con ANECA… Otro ejemplo: la mayoría de profes universitarios (me refiero en este post en el área de Educación) ve las escuelas como un espacio para realizar proyectos de investigación, enviar cuestionarios para que acaben en publicaciones de revistas científicas, sirvan o no para atender a las demandas de la misma. Sigamos así y daremos más poder en la Educación a: Apple, Google, Microsoft, BBVA…

En lo personal, como profe de la Facultad de Educación, me duele cuando escucho lo de “tenéis que aterrizar”, “tenéis que bajar al aula”… Por un lado, nunca me he subido a ningún sitio, por lo que ya de entrada, eso de unos arriba y otros abajo lo rechazado. Respeto a todos los docentes que respetan su profesión, la entienden, asumen sus problemas y desde sus cicunstancias lo hacen lo mejor que saben. Me da igual si eres de infantil, de primaria, de secundaria, de universidad, de FP, de matemáticas, inglés, del Barsa del Madrid, del PP, del PSOE, de movistar, de Vodafone, si eres asociado, titular, catedrático…

Creo firmemente que aquí somos todos docentes con mucho que decir, ayudar y sobre todo, aprender. Lo digo, me lo creo y quien me conoce, sabe que lo practico. Y sí, a mí también me preocupa el artículo científico, que a nadie se le olvide que es el principal instrumento de difusión de la ciencia. Y algún día me encantaría que las evidencias sirvieran para mejorar el respeto social hacia la figura del profesor (da igual qué nivel) y no solo para lograr acreditaciones, plazas o aumentar egos.

Pasé seis meses en una escuela infantil haciendo prácticas, unos días incluso contratado… (es muy complejo y duro, no era mi sitio jejeje). Un mes en Secundaria. Varios años como monitor con niños de todas las edades de Primaria. Cuatro meses con los maestros de las aulas hospitalarias. Pero da igual -para muchos-, no trabajo en un colegio y eso ya parece que no me capacita para formar a futuros maestros.

No trato de convencer a nadie y sé perfectamente mis carencias y las del sistema, pero lejos de excusarme -o esconderme- trato de buscar vías a aprendizaje alejado de las excusas. Como a muchos triatletas nos gusta pensar, siempre tendrás circunstancias que te harán no haber entrenado como a uno le gustaría, no llegar en “pico de forma”, que si llueve, que si hace aire, que si no he comido 3 horas exactas antes de la competición, que si el niño me ha dado la noche y tengo sueño… Es decir, cicunstancias que objetivamente te limitan el rendimiento máximo pero que para nada te limitan tu rendimiento real, es decir, aquél del que eres capaz de hacer dándolo todo con las circunstancias que tienes, es decir: sin excusas.

Pensamiento computacional y robótica como puente

Con esta visión, que además tengo la suerte de compartir con mis compañeras del GITE seguimos sumando acciones para estrechar lazos reales y saltar el muro. No lo vamos a derribar, pero cada vez lo saltamos mejor 😉 Desde hace ya un tiempo, mis compañeras Malle, Isa y yo venimos dando pasitos -aprendiendo como uno más- sobre el pensamiento computacional y la robótica educativa, por lo que nos metimos en el berenjenal de planificar tres grandes acciones sobre el tema. Porque como bien nos dijo Salomé Recio ayer: ¡hay que contagiar!

Gorka García fue uno de los invitados a la mesa redonda (plato fuerte del día de ayer) sobre pensamiento computacional en el aula. Aprovechando que lo teníamos en Murcia por la mañana, abusamos un poquito más de él y nos deleitó con un magnífico seminario GITE para mostrarnos sus principales estrategias y recursos para iniciarnos en la programación y la robótica. Y lo que es más importante, mostrarnos de manera sencilla su filosofía de trabajo. Ojo, un maestro de Primaria enseñando a profes de universidad ooooohhhhh! Y no, no es postureo 😉

Seminario GITE con Gorka

Por la tarde iniciamos una brillante mesa redonda en la que partiparon Gorka, Salomé, José Blas y Mª Jesús. Todos docentes de infantil, primaria y secundaria. Conversamos sobre la formación inicial y permanente del profesorado sobre la integración de la robótica educativa y el desarrollo del pensamiento computacional. Creo que no equivocarme si digo que la mayoría salimos convencidos del papel clave de la tecnología educativa en todo este tema y que los robots (ni las TIC) no son los actores principales. Somos docentes -y no informáticos- que desde la colaboración con otros tratamos aprender sobre un tema -de moda- para promover ante todo un avance social. Esta mesa redonda creo que no solo tuvo el clásico efecto inspirador -poco duradero- sino que en las conversaciones posteriores pude observar como los asistentes se “relajaron” con este tema y con una bases pedagógicas claras, ganaron confianza para saber tratar el asunto o al menos, valorarlo. Porque moda o no, no nos engañemos, este tema tendremos que trabajarlo de una manera u otra.

Mesa redonda

Tras el necesario café y las estupendas conversaciones informales que se generan en este espacio, iniciamos la segunda actividad del día: tupper-robot en el que mostramos (y opinamos) los robots que estamos probando en la Facultad de Educación (y no, no tenemos contratos con ninguna empresa, si alguna vez lo tenemos lo diremos encantados jeje). Compartimos nuestra experiencia y a la vez la de los asistentes en un formato abierto. Fue interesante ver como 40 minutos después del horario previsto de finalización, un grupito de personas majas (como diría nuestro “raner” Gorka) seguía conversando sobre el tema, siempre por supuesto, sin dejarnos impresionar por los robots 😉

Fin de fiesta by Gorka

Millones de gracias a todos los invitados y participantes… Solamente dos “peros”. El primero la ausencia de mi compi Malle con la que hemos preparado todo con mucho trabajo y cariño y que por accidente doméstico se perdió lo mejor. Volveremos en #ERW2020 😉 Y otro punto negativo y que me hace pensar: la ausencia de mis estudiantes en el evento. Y lo que es peor, la ausencia del resto de estudiantes de otras asignaturas, cursos y titulaciones. “En un mes de prácticas he aprendido más que en cuatro años”. Por supuesto que las prácticas en los centros son un plus auténtico, pero ojo, habría que analizar durante esos cuatros años cómo se aprovechan las oportunidades que la universidad da. Creo que muchos estudiantes no se dan cuenta que la universidad es mucho más que lo que se aprende en las asignaturas. Sin duda, tenemos un verdadero problema por hacer que los estudiantes sepan ver y aprovechar oportunidades de aprendizaje y lo que sería la bomba: provocarlas. Ayer desperdiciaron una gran oportunidad 🙁

PERO, esto no queda aquí… Sin ir más lejos, el próximo lunes 25 por la mañana, con 45 de mis estudiantes del Grado en Primaria y 65 estudiantes del CEIP Juan Navarro de La Hoya de Lorca y seis maestros protagonizaremos la tercera y última actividad de la #ERW2019 y a su vez, la primera actividad que se realizará en la Semana de Educación siendo además una de las actividades culturales seleccionadas por la Facultad. Aún estás a tiempo de inscribirte. Toda la info AQUÍ

 

post image

Robots en el Grado de Educación Primaria

La llegada de los robots a las escuelas, institutos y a facultades de educación se ha acentuado especialmente durante este curso. Las jornadas y los encuentros sobre robótica no paran de crecer. Las publicaciones en revistas incluidas en Scopus -por ejemplo- sobre robótica educativa y pensamiento computacional han aumentado progresivamente durante los últimos cinco años. A nivel internacional, ya han surgido políticas educativas para el desarrollo del pensamiento computacional y la robótica en muchos países (Hsyu, Irie & Ching, 2019). Y por supuesto, los modelos de robots siguen creciendo a un ritmo importante… Es un tema de moda y que interesa, está claro.

En los centros, cada vez más, los docentes están utilizando los robots con sus estudiantes. Sin embargo, han tenido que aprender a utilizarlos y a integrarlos principalmente con la autoformación (según el informe del INTEF). Quedando, por ejemplo, la formación recibida en el Grado muy rezagada. En los últimos años, he estado utilizando Scratch con mis estudiantes en alguna pequeña tarea y además he visto como mis compañeras de grupo de investigación de infantil hacían cosas con robótica (aquí un post sobre nuestra historia). Sin embargo, ha sido este curso cuando he dado un paso más y he utilizado los robots (6 mbot) con mis estudiantes del Grado de Primaria.

En este primer post, quiero presentar lo que mis estudiantes han realizado en relación con el pensamiento computacional, la programación y la robótica educativa.

Mis estudiantes son de primero de Grado en Educación Primaria, del grupo 2 de la asignatura Recursos en Educación y TIC. Se desarrolla durante el segundo cuatrimestre del curso (enero-mayo). Tenemos unas 15 semanas de clase, cinco horas a las semana. Por desgracia, es la ÚNICA asignatura obligatoria sobre tecnología educativa que tendrán durante su formación de Grado. Aquellos que seleccionen la llamada mención de “recursos” tendrán otra asignatura más, optativa. Esto significa que tenemos muy poco tiempo para trabajar las competencias y contenidos que, por ley, mis estudiantes tienen que desarrollar y aprender. El reto es complicado y el tiempo es escaso, muy escaso. Todo esto condiciona -y mucho- lo que pueden llegar a realizar con los robots puesto que no podemos estar con ellos demasiado tiempo y tampoco los considero tan importantes como para utilizarlos tantas semanas.

Centrando la atención en lo que hemos hecho y dejando de lado lo que me gustaría poder hacer, comencé en primer lugar fijando una especie de modelo de trabajo (ver aquí) y unos pasos a seguir. Mi “obsesión” es que los estudiantes utilicen una mirada crítica hacia la tecnología y no se dejen deslumbrar por ninguna moda tecnológica e incluso, metodológica. Me encanta la tecnología y también me encanta no utilizarla. Cuestión de equilibrio 😉

Tras tratar las primeras nociones sobre tecnología educativa y explicar a los estudiantes que es el pensamiento computacional, la programación y la robótica en educación, llevaron a cabo la primera de las dos actividades (han sido cinco en total en la asignatura) relacionadas con las temática. La finalidad de esta primera tarea (disponible aquí) es que los estudiantes tuvieran un primer contacto con las ideas y las estrategias para la implementación del pensamiento computacional en Primaria con y sin tecnología. Replicaron y crearon actividades desenchufadas (unplugged) y tuvieron tiempo para realizar una pequeña toma de contacto con Scratch. Desde AQUÍ se pueden ver los vídeos que realizaron como producto de esta tarea.

En la segunda tarea (cuarta de la asignatura) llegaron los robots. En sesiones anteriores, ya habían tenido algún tipo de contacto, ya que fueron mis propios estudiantes los que montaron varios de ellos. No han tenido muchas horas los robots, sin embargo, los han ido utilizando de manera progresiva. En esta actividad, los estudiantes tenían que replicar o crear un reto con los robots. Pero lo más importante era integrar dicho reto en una propuesta didáctica para Educación Primaria bajo una serie de requisitos.

Desde el blog que los propios estudiantes han ido utilizando como blog de aula, he organizado los resultados (PDF con la propuesta didáctica y vídeo) de cada uno de los grupos. Se pueden visitar siguiendo el siguiente enlace: http://www.jlserranosanchez.es/retos/actividades-con-robots/

Tanto mis estudiantes como yo, estaremos encantados de recibir vuestras opiniones, ya sea en este post, en el blog de aula, o desde la cuenta de Twitter @TICgrupo21 que han estado gestionando y con el uso del hashtag #ticumu

Los productos finales de los estudiantes son en líneas generales muy buenos y si algo ha podido fallar o no salir bien puedo decir abiertamente que no ha sido fallo de ellos. Para no extenderme con este post, he pensado crear un segundo post en unas semanitas para mostrar mi valoración sobre las luces y sombras de las actividades realizadas sobre pensamiento computacional, programación y robótica. Los estudiantes me han proporcionado un excelente feedback que unido a mis observaciones creo que podrán ser de interés.

Referencias bibliográficas:

Hsu, YC., Irie, N.R. & Ching, YH. Computational Thinking Educational Policy Initiatives (CTEPI) Across the Globe. TechTrends (2019) 63: 260. https://doi.org/10.1007/s11528-019-00384-4