Estancia de investigación en NUI Galway, Irlanda: primer reto

Desde el pasado 4 de marzo me encuentro realizando una estancia de investigación en  el Centre for Excellence in Learning and Teaching (CELT) en la National University of Ireland, Galway (Irlanda). Durante este primer mes he tratado de integrarme en la dinámica de trabajo que aquí se sigue, gracias a la generosidad del director del CELT, Iain MacLaren y del resto del equipo. Mención especial para la profesora Catherine Cronin,  persona que me ha permitido colaborar con este equipo, todo ello gracias a la ayuda de mi compañera y amiga del GITE, Linda Castañeda.

Aquí muchos y variados son los retos a tratar de superar. En este post me voy a centrar solamente en uno, un clásico para un profesor que se va por primera vez de estancia y el que, por ahora, está absorviendo gran parte de mi esfuerzo y trabajo: el aprendizaje del inglés. Advertir que intento no hablar de lo que no sé, solamente pretendo reflejar aquí cómo está siendo mi proceso de aprendizaje (en este caso del inglés como segunda lengua) relacionándolo con algunas ideas (que no atajos) para aprender lo más rápido posible un nuevo idioma. Creo que podrá ser útil por si tienes en mente hacer tu primera estancia en el extranjero. Puede también que ya hayas pasado por esta situación y además de poder verte reflejado, tal vez puedas compartir tu experiencia y tus consejos ;-).

Una de las acciones que vengo haciendo durante un tiempo es ver vídeos en inglés subtitulados sobre tecnología educativa y sin duda TED Talks y TEDx Talks son excelentes opciones. Casi por azar encontré una charla titulada How to learn any language in six months  realizada por el psicólogo, lingüista y educador Christopher John Londsdale. Reconozco que al ver título me acordé del clásico “aprende inglés con mil palabras” y este tipo de métodos…, pero durante el visionado estuve reflexionando sobre cómo estaba siendo mi proceso de aprendizaje, y cómo podía mejorarlo rápidamente, ya que por ahora estaré solamente tres meses en Irlanda. Además, mis objetivos aquí van más allá del aprendizaje de un idioma por lo que ¡el tiempo es oro!

El autor mezcla su experiencia personal con el aprendizaje de otros idiomas con resultados de diferentes investigaciones. Comienza derrocando dos mitos: la necesidad de tener talento para este fin y la inmersión per se. Además destaca las conexiones entre la memoría, la atención, el significado y la relevancia. El resto de la charla la estructura en 5 principios básicos y 7 acciones.

Principios básicos:

1. Centrar el aprendizaje del contenido del nuevo idioma en la información que es relevante para ti. Es decir, la información que te puede ayudar a lograr objetivos personales será más imporante para ti, mejorando de esta manera tu atención para el aprendizaje. Un ejemplo que me ha estado sucediendo en relación a este principio: desde hace unos meses estoy interesado en el aprendizaje rizomático, un tema del que se habla y se escribe en inglés en el 95% de las ocasiones. En enero se llevó a cabo un MOOC sobre este tema (#rizho14) y obviamente, en inglés. Pues bien, nunca antes había estado tan motivado por aprender inglés, por primera vez sentí la necesidad auténtica de aprender bien este idioma.

2. Usar el nuevo idioma como herramienta de comunicación.

3. Cuando se entiende el mensaje, inconscientemente se adquiere el idioma. La comprensión es la clave.

4. El aprendizaje del idioma no es una acumulación de conocimientos, y sí un entrenamiento fisiológico. Hablando se ejercita la musculatura del nuevo idioma.

5. Estado psicofisiológico. Estar feliz, tranquilo y tratar de ser tolerante con la ambiguedad. Es decir, no tratar de entenderlo todo.

Acciones.

1. Escucha mucho, sin importar si se entiende o no. Para mí, regla de oro. Cada día intento encontrar, y provocar, situaciones para escuchar personas hablando en inglés: desde series, vídeos, conversaciones, workshops realizados aquí…, todo vale y todo suma.

2. Concentrarse en los significados, antes que en las palabras. Usa el lenguaje corporal. Difícil, creo que estoy a medio camino. Al principio no entender una palabra en una frase era igual a “emergencia”, “peligro”… Saltaba la alarma, creo que poco a poco voy siendo más tolerante a la ambigüedad, estando más centrado en los significados. Pero sin duda, necesitaría mejorar con esta acción :-D.

3. Comienza a mezclar y sé creativo. La idea es, utilizar todas la palabras y frases que uno sabe combinándolas de diferentes maneras. Creo que he mantenido el error de pensar que cuanto más vocabulario mejor podría expresarme, en parte es cierto pero no es proporcional. También necesito mejorar…

4. Concentrarse en la palabras, expresiones más utilizadas. Creo que es una de las cosas que más me divierte. Además se identifican rápidamente, el “problema” que tengo es que las primeras veces que las utilizo lo hago de manera “artificial” y hasta se me escapa alguna sonrisa que otra. Por ejemplo, el clásico “you know”.

5. Consigue que alguién se convierta en un padre para ti en la enseñanza del idioma. Que haga todo lo posible para entenderte, que utilice un lenguaje sencillo, que te de feedback sin centrarse en los errores… Creo que para esto también es necesario una dosis de buena suerte. No es tarea fácil provocar este encuentro y encontrar personas que tengan paciencia y que decidan perder parte de su tiempo en enseñarte poco a poco, día a día. En el equipo del CELT tengo varios “padres”: Blaneth, Grainne, Labhaoise, Simon, Paul…, ¡les debo mucho!

6. Observar la cara, y la boca en particular, de hablantes nativos y copiar sus movimientos. Nunca había escuchado este consejo, tengo por costumbre mirar a los ojos  y me cuesta bastante trabajo dirigir la mirado hacia la boca, habrá que seguir intentándolo :-).

7. Encontrar formas de conectar palabras con representaciones mentales. Una estrategia de la que no era consciente pero sí que es verdad que me ayuda bastante. Por ejemplo, cuando asisto a las exposiciones de los trabajos (sobre tecnología y aprendizaje) de los alumnos y utilizan imágenes en sus diapositivas para apoyarse en sus ideas. O ver webinars en los que se usan presentaciones visuales, como por ejemplo, Open and online: connections community and reality en el que participó Catherine Cronin.

Añadir dos pequeñas estrategias y/o consejos:

– Trata de hacer “exchange”, intercambio de idiomas. Por ejemplo, yo suelo quedar con un chico irlandés que está interesado en aprender español. De esta manera acabo siendo aprendiz de inglés y profesor de español…, además es muy divertido 😀

– Cada vez que alguien te proponga tomar algo ¡ACEPTA! Son momentos excelentes para aprender y de paso conocer gente. Siempre habrá algo que puedas tomar, aunque no tengas en ese momento ni sed ni hambre. Sin duda, uno de los mejores consejos que a mí me dieron antes de venir aquí ;-).

Finalizar con una sencilla (y creo que obvia) reflexión sobre el aprendizaje en general, no solo de un idioma. Y es que uno de los principios que creo que siempre subyace en cualquier proceso de aprendizaje significativo, es la importancia de la relevancia del contenido (en su sentido más amplio) que el aprendiz otorgue, si éste contribuye al logro de objetivos personales se pondrá la máxima atención, toda una garantía de aprendizaje significativo.