Con la "L" puesta

Me animé… A finales del año 2010 inicié mi blog como tantos alumnos lo han realizado durante los últimos años, es decir, como herramienta para la presentación de prácticas de una asignatura. Ironías del destino fue impartida por las profesoras Mª. Paz Prendes e Isabel Gutiérrez. En ese momento decidí que este mismo blog lo seguiría utilizando en el futuro. Una vez finalizada la asignatura he de decir que pocos han sido los temas que he tratado en este blog, teniendo siempre la sensación que no tenía nada interesante que contar y compartir mediante este espacio. En realidad sigo buscando incluso un nombre adecuado ;-). Sin embargo hoy he tenido la sensación que tenía algo interesante que compartir, y por eso me he animado a escribir.
Durante esta semana he presentado algunas de las asignaturas de las que soy docente en la Universidad de Murcia. Comparto asignaturas con docentes que tuve durante mis estudios, a la vez que asisto a reuniones de coordinación con algunos de ellos. Al salir de clase me cruzo con profesores que me preguntan que hago por allí, los conserjes me miran “raro” cuando les digo que voy a recoger el mando del cañón y del ordendador de las aulas… Soy tutor de alumnos de practicum, curiosamente en un centro en el que yo estudié y otro en el que hice las prácticas de Pedagogía. En fin, una multitud de sensaciones nuevas y extrañas. 
Sí, SOY NOVEL y me encanta 🙂

Desde que supe que iba a ser profesor he estado preparando con mucha ilusión cada una de las asignaturas, contenidos, evaluación, actividades…, me he visto haciendo aquello que durante años de estudiante me motivada a ir superando obstáculos. Durante esta semana he disfrutado en las primeras sesiones, tenía tantas ganas de que llegara este momento que se me han olvidado los nervios (salvo los necesarios), creo que he deseado y visualizado tanto estos días que no he dejado lugar a pensamientos negativos propios de un principiante. 
Podría destacar muchas cosas positivas, pero me voy a quedar con una. Disfruto, y mucho, escuchando a mis alumnos, sus intereses y necesidades, cómo les gustaría que fueran mis asignaturas y como no les gustaría. Me encanta poder hablarles de aspectos que no son propios del contenido de la misma, sino de temas que pocos profesores suelen tratar, que se dan por entendidos y sabidos. Disfruto mucho ver a estudiantes ilusionados con su formación y con ganas de aprender, me encanta…
Como aspecto negativo a destacar, la falta de tiempo 🙁 Cuando el resto de profesores me preguntan que tal me va siempre acabo poniendo como aspecto negativo la falta de tiempo. He escuchado en no pocas ocasiones “bienvenido al club”. Agradezco el recibimiento pero he de decir que la falta de tiempo no es algo nuevo. Durante bastante tiempo he estado dedicando muchísimas horas a mi formación. Fuera de la universidad a veces me preguntan si trabajo, y yo siempre digo que antes también trabajaba, solo que ahora también cobro ;-).
Mi intención con esta entrada (y creo que es lo interesante) es lanzar un mensaje a todos aquellos estudiantes de que SÍ SE PUEDE (frase de moda…). Es una obviedad decir que el acceso al mundo laboral para los jóvenes está muy complicado, pero con determinación, ilusión y muchísimo esfuerzo se puede, claro que se puede. Como me enseñaron mis queridas profes en la asignatura de este blog, “no hay carreras con salidas sino personas con salidas”.
Me he dado cuenta de que para ser mi “primera” entrada de blog me he enrollado muchísimo más de lo que era mi intención, tal vez tenía más cosas interesantes que decir de las que creía 😉
Finalizo agradeciendo a las personas que me han enseñado a trabajar en este mundo de la universidad y que sin ellas sería imposible estar ahora escribiendo estas palabras: mi querido GITE y por supuesto a mi madre profesional: Mª. Paz Prendes.
Fdo. Un profe novel ilusionado.

2 comments

  • Isabel Gutiérrez

    Me has emocionado, no tengo más palabras que decirte que VALES MUCHO y que tus alumnos tienen una suerte inmensa. Ánimo y bienvenido a ese club en el que hay poco tiempo, prisas, nervios, enfados cuando no tienes lo que esperas de los alumnos, desesperación cuando te equivocas pero sobre todo mucha satisfacción cuando ves que has sido capaz de enseñar algo a alguien…eso..compensa todo lo demás 🙂

  • Paz Prendes

    Gracias, José Luis, el cariño es mutuo y ahora también es público 🙂
    Has llegado porque vales mucho y espero que tus alumnos así lo sepan apreciar y valorar. Y además disfrutas con tu trabajo, que para mí es esencial para intentar hacerlo mejor cada día, superar los obstáculos y, por encima de todo, para ser feliz.
    Leyendo tus palabras -por cierto, procura hacer entradas al blog más concisas- me recuerdo a mí misma igual de sorprendida que tú, viéndome de profesora cuando pocos días antes había sido alumna. El profesor Martínez, maestro de todos, decía que uno de los dramas del profesor es que cada año es un año más viejo, mientras los alumnos son siempre igual de jóvenes.
    Muchas gracias por esa dedicatoria final, es muy emocionante. Y después de varias hijas profesionales, creo que me está gustando la experiencia de tener un hijo 😉