Categoría : PLE

Competencia digital y construcción de PLEs como retos de la formación universitaria

Retos de la Educación en tiempo de cambio” (Editorial Tirant lo Blanch) es el título del libro coordinado por Cristóbal Suárez, Diana Marín y Davinia Palomares. Esta obra colectiva trata de responder a una serie de interrogantes provocados por los incesantes cambios sociales y nuevas necesidades de la ciudadanía. Ambas cuestiones acaban provocando nuevos y continuos retos a los que la Educación trata de dar respuesta.

Dentro de la variedad de temáticas presentadas en el libro, tengo el placer de publicar un capítulo junto a Cristóbal Suárez, titulado: “Competencia digital y construcción de entornos personales de aprendizaje como retos de la formación universitaria”. En este trabajo básicamente hemos tratado de reflexionar sobre la siguiente pregunta: ¿qué relación existe entre la competencia digital y el desarrollo de PLEs en la formación permanente? A continuación un extracto del texto con el que poder realizar una aproximación al capítulo conocimiento nuestro punto de partida y justificación del mismo:

“Pensando en la formación universitaria que permita el fortalecimiento de una estrategia de aprendizaje a lo largo de toda la vida del alumnado (JISC, 2012), constatando el cambio en la forma de representar el aprendizaje y la enseñanza en la cultura digital de los profesionales en la actualidad (Cobo, 2010), y asumiendo que los límites entre la educación formal, no formal e informal son cada vez más difusos (Kerhohan, 2013), se plantea la expectativa educativa por el desarrollo de la competencia digital (Ala-Mutka, Punie & Redecker, 2008) como parte de la agenda universitaria. Una buena forma de estimular y poner en evidencia el desarrollo de la competencia digital en estudiantes universitarios es la construcción de los Entornos Personales de Aprendizaje (en adelante PLEs) (Attwell, 2007). Esta es la justificación de este capítulo.

Desde este enfoque, en este capítulo se presenta una descripción de las oportunidades formativas que implica actuar, pensar y aprender en los espacios en red, la relación entre competencia digital y el concepto de formación a lo largo de la vida como retos formativos en la universidad actual, la caracterización de los PLEs como indicador de desarrollo profesional y rasgo de la competencia digital, la descripción y algunos datos preliminares de una investigación nacional, el proyecto CAPPLE y, finalmente, los retos que desde el trabajo empírico pueden mejorar el desarrollo de la competencia digital como reto en la formación universitaria” (Suárez y Serrano, 2016, p. 228).

Comunidades de aprendizaje en red. ¿Rizomas como desarrollo del PLE? #rhizo14 #eduPLEmooc

No es fruto de la casualidad ni del azar -eso creo- que los dos MOOC que actualmente estoy intentando seguir se hayan cruzado en mi mente, ya que ambos responden a mis intereses de estudio actuales. Lo que sí es coincidencia que ambos se encuentren en la semana 4/unidad 4. Los dos cursos son: Rhizomatic Learning – The community is the curriculum (#rhizo14) y Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) para el desarrollo profesional docente (#eduPLEmooc). La idea de este post surge de las actividades propuestas en la unidad 4 “Creación de una comunidad de aprendizaje” de eduPLEmooc y que me han servido para reflexionar sobre lo que estoy aprendiendo en rhizo14. De esta manera presento un tema que desde hace un tiempo ha despertado interés en mí por las posibilidades que puede ofrecer para mejorar los procesos educativos actuales. Además comparto una comunidad relacionada con el tema, algunos de sus -y mis- referentes así como las fuentes de información más relevantes.

En un post anterior traté de introducir qué es esto del rhizomatic learning -aprendizaje rizomático- basándome en las ideas de su principal precursor, Dave Cormier. Según el autor, es una manera de aprender en un mundo de abundancia -perspectiva, información, conexión-, dónde el aprendizaje no tiene principio ni fin. Las personas deben desarrollar estrategias de exploración y negociación para aprender en comunidad. Algunos de los pilares de esta perspectiva pedagógica emergente podríamos resumirlos en los siguientes términos: abundancia, incertidumbre, negociación, independencia y comunidad.

Rhizo14 está estructurado en 6 semanas, Cormier en un reciente post realiza una síntesis del trabajo realizado hasta la fecha y de las principales conclusiones obtenidas de los diferentes retos, planteados para desafiar supuestos culturales que prevalecen en torno al aprendizaje. A continuación recopilo algunas conclusiones de las cuatro semanas de trabajo.

Cheating as learning (semana 1). Estuvimos reflexionando sobre la necesidad de apropiarnos/engañar  del conocimiento ya existente para la sostenibilidad de las estructuras de poder ya establecidas. Aquí un post para indagar más.

Enforcing independence (semana 2). Se destacó la necesidad de aprender de forma independiente, aunque resulta paradójico que les digamos a los aprendices lo que tienen que hacer y a la vez que se tienen que marcar sus propios objetivos de aprendizaje. Parece ser que esta paradoja es por ahora la vía más realista para transformar poco a poco los sistemas tradiciones centrados en la aplicación de las normas a sistemas que fomenten la creatividad y la independencia.

Embracing Uncertainty (semana 3). La finalidad es la necesidad de la creación de un ecosistema del aprendizaje donde múltiples respuestas son posibles. Si la incertidumbre es parte de nuestra vida, ¿por qué no enseñar estrategias de toma de decisiones cuando nos enfrentamos a la incertidumbre?

Is book making is stupid (semana 4).  En esta semana reflexionamos sobre nuestras creencias sobre el conocimiento. Cormier cuestiona el efecto de los libros y de su primacía para el currículum de la comunidad. Afirma que como tecnología que es un libro, tiene principio y final y promueven la posesión de las ideas -autoría del libro-. Se cuestiona que lo valioso no es el conocimiento, sino las vibraciones intelectuales que se deben poner en marcha con una lectura.

Mi reto es seguir avanzando en la comprensión de este constructo y llevar a cabo experiencias de innovación e investigación educativa apoyadas en los principios de estas aproximaciones teóricas que desde 2008 se están generando en torno al aprendizaje rizomático. Para ello está siendo fundamental mi aprendizaje en comunidad con los participantes del curso (comunidad de Google +). Algunos de los referentes que he conocido gracias al curso los puedes encontrar en esta lista que he creado en twitter.  También puedes ampliar más información en los siguientes espacios:

Rhizomatic Learning (Grupo en Mendeley)
Rhizome14 (Grupo en Diigo)
Rhizomatic (Grupo en Diigo)
Rhizomatic Learning – An unLearning Camp (Tablero Pinterest)
Aprendizaje Rizomático – Rhizomatic Learning (Topic Scoop. it)

Durante la realización de ambos cursos, he podido ir observando como se proponían cosas parecidas, y no me refiero a las actividades, sino a las ideas que subyacen por un lado a los PLEs y por otro al aprendizaje rizomático. Coincidiendo con Adell y Castañeda (2013) en que las perspectivas más “modernas” (como es el AR) del aprendizaje en la era digital pueden fundamentar el uso de los PLEs dentro y fuera de las aulas. Basta con observar las coincidencias en muchos términos -ideas- utilizados en rhizo14 y eduPLEmooc:  comunidad, desarrollo profesional, aprendizaje cooperativo, PLN, abundancia… Conforme van avanzando ambos cursos, más conexiones voy estableciendo, aunque todavía algo difusas 😀

Referencias:

Castañeda, L. y Adell, J. (eds.). (2013). Entornos personales de aprendizaje: claves para el ecosistema educativo en red. Alcoy: Marfil.